domingo, 29 de agosto de 2010

Killers

Título original: Killers
Año: 2010
Nacionalidad: EE.UU.

Dirección: Robert Luketic
Guión: Bob DeRosa & Ted Griffin, basado en una idea de Bob DeRosa
Producción: Scott Aversano, Jason Goldberg, Mike Harz, Ashton Kutcher, Chad Marting, Christopher S. Pratt & Josie Rosen
Fotografía: Rissell Carpenter
Música: Rolfe Kent
Montaje: Richard Francis-Bruce & Mary Jo Markey
Diseño de Producción: Missy Stewart
Decorados: Michel Rollant
Vestuario: Johanna Argan
Reparto: Ashton Kutcher, Katherine Heigl, Tom Selleck, Catherine O'Hara, Katheryn Winnick, Kevin Sussman, Lisa Ann Walter, Casey Wilson, Rob Riggle, Martin Mull, Alex Borstein, Usher Raymond, Letoya Luckett, Michael Daniel Cassady, Larry Joe Campbell, Mary Birdsong, Ric Reitz, John Atwood, Bruce Taylor, Shara C. Mansfield, Adeline Gorgos, Ariel Winter, Jean-Charles Fonti, Nazareth Agopian, Christophe Carotenuto, Blandine Bury, Ghislain Caroslo, Michael Bellier, David Marchal, Pascal T'Hooft, David Mitnik, Winston Story, Lauren Glazier, George Duskin…

la vida cotidiana del asesino a sueldo en paro

Ashton Kutcher protagoniza (y produce) Killers, último exponente del cine de rubias de Robert Luketic, quien debutara con la entrañable Una rubia muy legal (Legally Blonde, 2001), cuya capacidad para desarrollar un thriller cómico romántico han sido, con razón, cuestionada desde el tráiler.

Jen Kornfeldt (Katherine Heigl) se encuentra en la romántica Riviera francesa con sus padres (Tom Selleck & Catherine O'Hara) para olvidar a su anterior pareja, allí se cruza en un ascensor con un Spencer Aimes (Ashton Kutcher) en bañador (no me imagino a nadie bajando en bañador en un ascensor, a no ser que esté hospedado en unyouth hostel), que le invita a cenar en lo que es el comienzo de una relación por la cual Spencer abandona su peligroso trabajo como asesino (de gente mala) a sueldo del gobierno. Pero tras tres añitos de una pacífica e idílica convivencia de pareja el pasado vuelve a llamar a su puerta.

Killers es una película elaborada en dos direcciones, por un lado es una película de acción al estilo exagerado contemporáneo que no termina de funcionar, en parte, por la ineficacia de Ashton Kutcher para mostrarse completamente verosímil en ese registro; por otro lado sí es una comedia en el más puro estilo extrovertido y extravagante de un cine que aprovecha los tópicos para crear fórmulas cómicas, algo que funciona mucho mejor, pero no gracias a sus protagonistas, sino a sus secundarios, encabezados por un correcto Tom Selleck y una maravillosa Catherine O'Hara, irónica y graciosa como nunca, como siempre.

El problema de la película es que las dos direcciones no están adecuadamente compensadas, algo que sí sucedía en uno de sus claros precedentes, Mentiras arriesgadas (True Lies, 1994, James Cameron), en la que tanto Arnold Schwarzenegger era igual de eficaz en el registro de acción como en el cómico, al igual que su compañera de reparto, Jamie Lee Curtis, capaz de desenvolverse igual de bien como ama de casa, que como compañera espía.

Sobresaliendo la baja capacidad de Robert Luketic para la acción, así como para el cine romántico --- la secuenciacollage que trata de evidenciar el enamoramiento de los protagonistas es de lo más antigua y aburrida que se pueda imaginar---, quizás su error haya sido tomarse en serio la historia que cuenta. Debería haber esperado hasta comprobar los resultados del trabajo de James Mangold en Boche y día (Knight and day, 2010, James Mangold), en la que la acción es asumida como una parte más de la parodia, consiguiendo que sean igual de divertidas las secuencias de acción como las deliberadamente cómicas. Me da la impresión que la pareja Diaz-Cruise, también tiene mucha más fuerza que la pareja Heigl-Kutcher.

En cualquier caso, tampoco despreciaría del todo la película pues sí puede uno pasar un buen rato con la lista de curiosos mercenarios dispuestos a cobrarse la recompensa que circula por reducir a Spencer… y con Catherine O'Hara

Publicado originalmente en EXTRACINE