sábado, 25 de mayo de 2013

Noche de vino y copas


Título original: Supercláscico
Año: 2011
País: Dinamarca

Dirección: Ole Christian Madsen
Guión: Ole Christian Madsen & Anders Frithiof August
Producción: Don  
Fotografía: Maxime
Música: Jeff
Montaje: Michele 
Diseño de producción: Alicia 
Dirección artística: Anthony
Vestuario: Wendy
Reparto: Mikael Bertelsen, Anders W. Berthelsen, Jamie Morton, Paprika Steen, Pablo Pirrotta, Sebastián Estevanez, Rodolfo Basile, Sérgio Amorim, Germán Romero, Gabriel Lobianco, Miguel Forza, Juan Alari, Gustavo Comini, Adriana Mascialino, Mariano Gerling, Juan Martín Guix, Nicolas Borlenghi, Juan Cruz Polimeno, German Cabrera, Nicolás Rocca, Mariano Caligaris, Miguel Dedovich, Hilario Quinteros, Adrian Garavano, Dafne Schiling, Pietro Gian, Victoria Bargues, Alvaro Arocena, Mauro Arocena, Miguel Ángel Paludi, José Luis Arias, Anahí Martella, Flavio Carvalho, Derli Prada, John Galindo… 

como una copa de vino sin aroma ni sabor

Es comprensible que, a pesar de que identifiquemos al cine escandinavo con existencialismo y densidad dramática, esporádicamente surjan relatos más amables que intenten abordar sus habituales conflictos de pareja desde otro punto de vista. Es una pena que en la mayoría de los casos, no consigan realmente ir más allá de una mera propuesta simpática, pero que a duras penas consigue convencer. Pasaba hace poco con Den skaldede frisør (Amor es todo lo que necesitas) y sucede de nuevo ahora con Superclásico.

Contra todo pronóstico, quizás fueran mucho más efectivas y entrañables películas Dogma como Italiensk for begynder (Italiano para principaintes) o Mifunes sidste sang (Mifune), ambas protagonizadas ya por Anders W. Berthelse, que ya coincidía en la segunda con Paprika Steen, quien también se dejaba ver en Idioterne, mucho más salvaje, divertida y transgresora que cualquiera de las otras, así como en la película de Susanne Bier. Pero nada queda de las premisas del movimiento impulsado por Lars Von Trier en esta comedia con aires de guía turística por Buenos Aires.

Puedes leer el resto de la crítica en EXTRACINE