martes, 26 de octubre de 2010

Please Give


Título original: Please Give
Año: 2010
País: EE.UU.

Dirección: Nicole Holofcener
Guión: Nicole Holofcener
Producción: Anthony Bregman
Fotografía: Yaron Orbach
Música: Marcelo Zavos
Montaje: Robert Frazen
Diseño de producción: Mark White
Dirección artística: Lauren Sitzsommons
Decorados: Kim Chapman
Vestuario: Ane Crabtree     
Reparto: Rebecca Hall, Elizabeth Keener, Elise Ivy, Catherine Keener, Josh Pais, Sarah Steele, Ann Morgan Guilbert, Amanda Peet, Oliver Platt, Griffin Frazen, Reggie Austin, Scott Cohen, Paul Sparks, Lois Smith, Thomas Ian Nicholas, Harmonica Sunbeam, Amy Wright, Arthur French, Neal Lerner, Mandy Olsen, Maddie Corman, Alice Spivak, John Srednicki, Timothy Doyle, Emma Myles, Rebecca Budig, Romy Rosemont, Kathleen Doyle, Sarah Vowell, Jason Mantzoukas, Kevin Corrigan, Elizabeth Berridge, Erica Fae, Michael Techman, Portia, Jason Kingsley, Regina Marie Healy, Creighton James, Maria Barrientos, Jaime Tirelli, David Weininger…

caridad interesada


Nunca puedo resistirme a una interpretación de Catherine Keener, mucho menos cuando se trata de una deliciosa película independiente como Please Give.


Dirigida por Nicole Holofcener, Please Give es una estupenda pequeña película que plantea dos temas como la caridad y el capitalismo que entremezcla con elegancia y sutilidad. Por un lado plantea la caridad como una (falsa) vía de expiación para redimirnos de los pecados que se comete en una sociedad salvajemente capitalista en la que no importa el medio, sino el fin; y por otro lado, denuncia la hipocresía imperante en esta sociedad que nos lleva a justificarnos a nosotros mismos aquellos actos que no podríamos, o nos avergonzaría, contestar si nos preguntara otra persona, y que nos llevan a prestar más atención a la gente que no conocemos que a la que conocemos, a los que tenemos lejos, en lugar de a los que tenemos cerca.
No voy a desgranar los entresijos de un argumento cuyo principal atractivo es la evolución de sus personajes, sería destrozar su visionado. Tan sólo destacar que Abby (Sarah Steele), la hija de Kate (Catherine Keener) y Alex (Oliver Platt), quizás por ser todavía adolescente y actuar por instinto, o por carecer de los prejuicios que los adultos se echan a la espalda con el fin de sobre llevar aquellas cosas que no pueden o no quieren entender, es la única capaz de vivir su vida en primera persona, enfrentándose a sus problemas, que son los de la gente que le rodea, sin preocuparse de los problemas del mundo que ella sola no puede solucionar.
Un reparto excepcional, encabezado por Catherine Keener, Rebecca Hall y Sarah Steele, aunque quizás llame más la atención Oliver Platt, por representar un personaje sobrio y alejado de los parámetros cómicos en los que suele moverse, así como Amanda Pleet, que consigue conmover a través de un personaje absolutamente superficial, llegando a mostrar la sensibilidad y sufrimiento de una persona que vive pensando sólo en su aspecto físico y que, aunque en algunos momentos llega a ser antipática, no deja de tener sus motivos para actuar como lo hace.
Señalar la capacidad de Nicole Holofcener para ofrecer motivos visuales que contribuyan a la desmitificación de tabúes, igual que después va a hacer ella en su relato con la caridad, como la sucesión de planos en los que Rebecca (Rebecca Hall) pesa, uno tras otro, multitud de pechos femeninos, mostrándolos como una parte más del cuerpo de una persona, sin ninguna otra connotación, como lo que son.
Publicada originalmente en EXTRACINE