miércoles, 1 de diciembre de 2010

Copia certificada

Título original: Copie conforme
Año: 2010
País: Francia, Italia & Irán


Dirección: Abbas Kiarostami
Guión: Abbas Kiarostami
Producción: Angelo Barbagallo, Charles Gillibert, Marin Karmitz, Nathanaël Karmitz & Abbas Kiarostami
Fotografía: Luca Bigazzi
Montaje: Bahman Kiarostami


corto domingo de noviazgo

Teniendo como abanderada a Juliette Binoche, ganadora de la Plama de Oro a la mejor interpretación femenina en el pasado Festival de Cannes, Abbas Kiarostami se introduce con Copie conforme de lleno en el cine europeo.

Abbas Kiarostami siempre ha realizado un cine muy natural, casi crudo, al no utilizar nunca ningún recurso artificial para adornar y ensalzar su mensaje. Prácticamente utiliza dos herramientas: un actor al que sigue allá donde le lleve y el texto que utiliza para transmitir su idea. En Copie conforme reincide en ese estilo sencillo al contarnos lo que podría ser una típica historia de amor en la Toscana italiana, mostrándonos únicamente el interior de su pareja protagonista, prescindiendo de los típicos paisajes y tópicas postales con las que nos suelen regalar las erroneamente denominadas comedias románticas.

"Voy a regalar un libro que no me gusta a alguien que no me gusta"

Ya en la primera secuencia, la fuerza de las miradas de los personajes, como la del hijo de Elle (Juliette Binoche), que es capaz de interpretar las miradas y gestos de su madre para predecir sus actos posteriores, nos introduce en el ejercicio de interpretación que deberá realizar el espectador sobre la pareja formada por Elle y James (William Shimell), una copia certificada de multitud de parejas que no llegan a plantearse las reflexiones que ellos consideran en una sóla tarde de domingo, una pareja que no sabemos si es nueva o vieja, si es o no es.

La sencilla puesta en escena permite que el espectador se centre en el discurso de los protagonistas, como el trayecto en el coche en el que se ven reflejados en el parabrisas los edificios, que incluso ellos mismos comentan, pero a los que Kiarostami no presta atención pues la historia no está en los edificios o el paisaje, sino en sus personajes.

Kiarostami saca el máximo provecho a la imagen que proyectan en la vida real los actores que dan vida a sus personajes: Juliette Binoche, auténtico paradigma de la actriz europea; William Shimell, un cantante de ópera que interpreta al escritor que se cuestiona la validez de esas copias certificadas; o incluso Jean-Claude Carrière, el guionista europeo más internacional, que interpreta a una de las piezas de otra pareja en la que se miran los protagonistas, igual que ellos mismos se enfrentan a su propia imagen en un espejo en dos de las secuencias más bellas de la película.

"Sólo habla su propio idioma, usted en cambio sí habla el suyo"

Los tres protagonistas resultan ser las copias perfectas de cada una de sus nacionalidades, francesa la actriz, inglés el barítino e italiano el guionista, representando cada uno de ellos los tres idiomas que se hablan en la película, apuntando una crítica hacia el tradicional carácter anglosajón que como dice la camarera del restaurante, no suelen hablar otro idioma que no sea el suyo. Asimismo, la pareja que forman Elle y James no es la copia de una pareja universal, sino más bien de la pareja europea.

Más cerca de los postulados de cineastas como Víctor Erice o Theo Angelopoulos que del cine asiático, el propio director iraní parece asumir una nacionalidad artística europea, auspiciada, sin duda, por los innumerables premios que ha ido cosechando en todos los festivales europeos, como el último de ellos en la Seminci de Valladolid que acaba de premiar con su máximo galardón, la espiga de oro, a esta Copie conforme.

Pero al igual que estos cineastas no hacen obras fáciles de digerir por la mayor parte del público, la obra de Abbas Kiarostami no llegará ni se interpretará de la misma manera por todos los sectores del público cinematográfico que se dividirá en dos sectores muy pronunciados: aquellos que sólo verán en ella un artificio intelectual y pretencioso, y aquellos que descubran en ella un interesante relato que estimulará su imaginación y les guiará por el camino de la reflexión, tanto exterior como interior.

Publicado originalmente en EXTRACINE