jueves, 9 de diciembre de 2010

Cyrus

Título original: Cyrus
Año: 2010
País: EE.UU.
 
Dirección: Jay Duplass & Mark Duplass
Guión: Mark Duplass & Jay Duplass
Producción: Michael Costigan
Fotografía: Jas Shelton
Música: Michael Andrews
Montaje: Jay Deuby
Diseño de producción: Annie Spitz
Decorados: Meg Everist
Vestuario: Roemehl Hawkins
Reparto: John C. Reilly, Jonah Hill, Marisa Tomei, Catherine Keener, Matt Walsh, Diane Mizota, Kathy Wittes, Katie Aselton, Jamie Donnelly, Tim Guinee, Charlie Brewer, Steve Zissis…
un peculiar triángulo amoroso

La última muestra del cine realizado por hermanos, Cyrus, es una divertida comedia familiar, más que romántica, cuya fuerza está cimentada en las magníficas interpretaciones de todos y cada uno de sus protagonistas, algo que los Premios Satellite ya se ha encargado de celebrar con nominaciones para John C. Reilly y Marisa Tomei, además de a la Mejor Película en categoría de Comedia.

A primera vista podríamos pensar que Cyrus es una película más con la fórmula chico-encuentra-chica, pero cuando Cyrus (Jonah Hill) se interpone en medio de esta ecuación, formando un atípico vértice en este triángulo “amoroso”, convierte la película en una divertida comedia sobre las dificultades de un hijo sobreprotegido para aceptar compartir el amor de su madre con otro hombre.

Puede que algunos cuestionen aquel Oscar de Marisa Tomei por Mi primo Vinnie (My Cousin Vinnie, 1992, Jonathan Lynn), pero lo cierto es que la actriz neoyorquina se ha encargado de demostrar en todos y cada uno de los personajes que ha dado vida que es una de las mejores actrices de carácter de la cinematografía estadounidense, y su interpretación de Molly, la madre de Cyrus, es una muestra más de ello. Casi sucede lo mismo con John C. Reilly, que a pesar de haber participado en títulos muy conocidos, parece haber pasado desapercibido para el gran público, ha encontrado en John un personaje a su medida, que defiende con la misma sinceridad de la que hace gala su personaje en la película. Asimismo, es obligatorio señalar la magnífica interpretación de Jonah Hill, capaz de dotar al patético Cyrus de la misma humanidad y simpatía de la que hiciera gala su personaje de Todo sobre mi desmadre (Get Him to the Greek, 2010, Nicholas Stoller).

Si bien el guión de Jay Duplass y Mark Duplass es inteligente y divertido, no sucede lo mismo con su manera de convertirlo en imágenes, pues parece que se conformaran con seguir a los actores cuando hablan, limitándose a contar la historia con palabras, pero no con imágenes. Aún así, Cyrus, resulta un filme amable y divertido cuyo visionado es mucho más reconfortante que muchas de las películas que nos llegan de la industria de Hollywood.
 
Publicado originalmente en EXTRACINE