viernes, 2 de agosto de 2013

Guerra Mundial Z


Título original: World War Z
Año: 2013
País: EEUU & Malta

Dirección: Marc Forster
Guión: Matthew Michael Carnahan, Drew Goddard, Damon Lindelof, según un argumento de Matthew Michael Carnahan y J. Michael Straczynski, basado en una novela de Max Brooks
Producción: Ian Bryce, Dede Gardner, Jeremy Kleiner & Brad Pitt  
Fotografía: Ben Seresin
Música: Marco Beltrami
Montaje: Roger Barton & Matt Chesse 
Diseño de producción: Nigel Phelps 
Dirección artística: Jon Billington, Ben Collins, James Foster, Alan Gilmore, Matthew Gray & Tyler Patton
Decorados: Jennifer Williams
Vestuario: Mayes C. Rubeo
Reparto: Brad Pitt, Mireille Enos, Daniella Kertesz, James Badge Dale, Ludi Boeken, Matthew Fox, Fana Mokoena, David Morse, Elyes Gabel, peter Capaldi, Pierfrancesco Favino, Ruth Negga, Moritz Bleibtreu, Sterling Jerins, Abigail Hargrove, Fabrizio Zacharee Guido, David Andrews, John Gordon Sinclair, Grégory Fitoussi, Jane Elizabeth Perry, Lucy Russell, Mark Holden, Timothy James Baerrington, Konstantin Khabenskiy, Michiel Huisman, Lee Nicholas Harris, Ann Ogborno, Jonathan Howard, Mike Noble, Ernesto Cantu, Vicky Araico, Graham Homsby, Nick Barlett, Kevin Kiely, Ruari Cannon, Ruen Perkins.Gangnes, Khalid Laith, Noa Bodner, Asaf Haim Ben Shimon, Gil Cohen-Alloro, Yaniv Rokah, Shaul Ezer, Linoy Aynesaz, Efrat Avni, Maisam Masri, Renu Setna, Ori Pfeffer, Julia Levy-Boeken, Imran Mraish, Yousef Hayyan Jubeh, Josh Wingate, Troy Glasgow, Richard Thompson, Song Xuan Ke, Christian Wong, Denis Djuricko, Elen Rhys, Paula Videniece, Doron Davidson, Lee Colley, Michael Jenn, Sarah Amankwah… 

como una partida de un videojuego en cuatro niveles

Hay ocasiones en las que la sobredosis promocional de una película como World War Z puede llevar a una cierta decepción por parte del espectador. Por lo menos de aquellos que han seguido el proceso de una producción repleta de de incidentes debido tanto a los diferentes profesionales que han metido mano al guión de la película, entre los que se encuentra el inefable Damon Lindelof, las diferencias creativas entre director y productores y las probables exigencias del protagonista, Brad Pitt, también productor de la cinta, que ha llevado a distanciar la obra final de su origen literario. Lo que no quiere decir que nos encontremos ante una película ni siquiera mediocre, pero que sí da la impresión de que podría haber estado mucho mejor.

Sin haber leído la novela de Max Brooks, no tengo muchas dudas acerca de la decepción que se van a llevar los que sí lo hayan hecho. Da la impresión de que la necesidad de hacer de Pitt el gran y único protagonista de World War Z, les ha llevado a sacrificar la estructura episódica y narración de tono periodístico, en favor de un relato lineal, en primera persona y en el que sólo hay lugar para un único protagonista que se convierta en el gran salvador de la humanidad gracias a su privilegiada capacidad para detectar síntomas y reconocer constantes a la vez que trata de salvar su propia vida. Demasiado para Brad Pitt, ¿no les parece?

Crítica completa en ALT1040