lunes, 24 de diciembre de 2012

Me @ the zoo


Título original: Me @the Zoo
Año: 2012
País: EE.UU.

Dirección: Chris Moukarbel & Valerie Veatch
Guión: Valerie Veatch & Chris Moukarbel
Producción: Sharon A. Fox, Chris Moukarbel, Nicholas Shumaker, Jack Turner & Valerie Veatch  
Fotografía: Chris Crocker, Wolfgang Held, Chris Moukarbel & Valeria Veatch
Música: Nico Muhly
Montaje: Jesse Haas, Chris Moukarbel, Matteew Sanchez & Valerie Veatch 
Reparto: Chris Crocker, Lisa Hickey, Britney Spears, Glenn Beack, Sean Combs, Seth Green, Paris Hilton, Perez Hilton, Jimmy Kimmel, Beyoncé Knowles, Matt Lauer, David Letterman, Rosie O'Donnell… 

la vida real a través de internet

Responsable del corto documental Walking with Pasolini, Chris Moukarbel presentaba en Sundance, Me @ the Zoo, un largometraje documental que co-dirigía junto a Valerie Veatch y que se hacía la semana pasada con el premio "No-Ficción" de la sección Noves Visions (nuevas visiones) del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges. Si menciono que su trabajo gira en torno a las experiencias como blogger de Chris Crocker, seguramente muchos no sabrán de quien estoy hablando. Pero seguro que en el momento en que me refiero al vídeo que publicó el 9 de septiembre de 2007 titulado Leave Breatny Alone, (casi) todo el mundo estará situado.


Más que retratar a Chris Crocker, intuyo que la intención de Chris y Valerie con su documental era conseguir entender a estas nuevas generaciones que han crecido teniendo en Internet una herramienta en la que confluyen muchas funciones: la de entretenimiento de la misma manera que antaño lo era la televisión, la de terapia personal cuando su entorno es extremadamente hostil y no te permite expresarte, y la de comunicación con un mundo exterior al que ni siquiera conoces (aunque te responde). Internet se convierte para Chris Crocker en una extraordinaria plataforma que le proporciona fama y popularidad y que incluso llegará a ser rentable para él, tanto por las posibilidades que le ofrece fuera de la red, como por la remuneración que acabará recibiendo por la publicidad asociada a su canal de YouTube.

Sólo conocer a un personaje patético y fascinante a partes iguales como el de Chris Crocker sería aliciente suficiente para ver Me @ the Zoo, pero es que, de una manera indirecta, la película va más allá de la representación de la realidad, especulando con la interpretación que de sí mismo hace el propio personaje. ¿Actúa Chris Crocker o realmente se presenta tal y como es? Según la premisa que sostiene el documental si fuera fingido no hubiera tenido el éxito y la efectividad que ha demostrado tener. Otra cuestión sería si en algún momento Crocker es consciente de su propio personaje, fomentando sus mejores momentos. Aunque, personalmente, considero que sería bastante difícil una emulación como esta, aunque sea una representación de ti mismo.

Por lo demás, la película resulta de lo más divertida y entretenida, me meo con el momento Hearflip y sus respuestas o la parte de Los Angeles y sus imitaciones de Britney Spears; incluso aunque tenga alguna parte triste y lamentable, como los momentos en los que relata su período en el colegio donde fue víctima de mobbing, la historia de su madre o los problemas de sus religiosos abuelos por tener un nieto a mitad de camino entre una marica descerebrada y un transexual completa y absolutamente desinhibido. Pero precisamente gracias a estas últimas características podremos disfrutar con momentos absoluta y completamente hilarantes, que reforzados con un fabuloso montaje y una perfecta selección musical hacen de Me @ the Zoo una experiencia fresca, divertida y fascinante.

Publicado originalmente en EXTRACINE