lunes, 24 de diciembre de 2012

Cravan vs. Cravan


Título original: Cravan vs. Cravan
Año: 2002
País: España

Dirección: Isaki Lacuesta
Guión: Isaki Lacuesta
Producción: Paco Poch & Xavier Atance  
Fotografía: Gerardo Gomezano
Música: Pascal Comelade & Víctor Nubla
Montaje: Domi Parra 
Dirección artística: Maite Sánchez
Vestuario: Imma Rondan
Reparto: Eduardo Arroyo, María Luisa Borrás, Enrico Casassas, Marcel Fleiss, Bernard Heidsieck, Merlin Holland, Juli Lorente, Julia Lorente, Frank Nicrota, Adalaide Perillos, Humberto Rivas, Marian Varela, Ester Xargay… 

el fantasma multifacético o la vida como obra artística

¿Documental con aspiraciones dramáticas o película de ficción con base documental? De la misma manera que se muestran pruebas de la existencia de un personaje tan carismático como el de Arthur Cravan, quien se muestra tan escurridizo y etéreo como un fantasma, la primer película dirigida por Isaki Lacuesta es una peculiar obra que trasciende todas las barreras establecidas entre una película documental y una obra de ficción. 

Una historia que si bien seguimos a través de un alter ego contemporáneo del poeta boxeador, el también boxeador y poeta, además de cineasta, Frank Nicotra, no estará constituida a través de imágenes, sino de diferentes testimonios que configuran una vida que pudiera ser tan real como inventada. Un pintoresco personaje que tanto sirve de inspiración como hace de su propia actitud el paradigma de movimientos como el dadísta o el futurista. 

Si la interacción que se establece entre entrevistador y entrevistado nos puede dar la impresión de que estamos ante una película de Erich Rommer, el carácter fantasmagórico de algunos momentos que evocan la vida pasada de Cravan nos transporta al terreno emocional de las películas de José Luis Guerín, que unido a las fabulosas aportaciones de los fragmentos de películas del movimiento Dadá y del Futurista, o esos fragmentos de las películas de los hermanos Baños, confieren a Cravan vs Cravan de una morfología visual tan fascinante, enigmática y embriagadora como la propia vida de Arthur Cravan.

Publicado originalmente en 400 FILMS