domingo, 17 de febrero de 2013

Els nens salvatges


Título original: Els nens salvatges
Año: 2012
País: España

Dirección: Patricia Ferreira
Guión: Patricia Ferreira & Virginia Yagüe
Producción: Pep Amores, Gonzalo Bendala, Miriam Porté & Marta Velasco  
Fotografía: Sergi Gallardo
Música: Pablo Cervantes
Montaje: Antonio Frutos
Diseño de producción: Irene Montcada
Vestuario: Marta Wazinger
Reparto: Marina Comas, Àlex Monner, Albert Baró, Aina Clotet, Ana Fernández, José Luis García Pérez, Montse Germán, Francesc Orella, Marisol Membrillo, Clara segura, Emma Vilaradau, Lluís Villanueva, Eduardo Velasco, Mercè Pons, Xavier Ripoll, Marc Rodrígurz, Cati Solivellas, Julia Ibarz, Elen Kun, Pep Amores, Isarael Frías, Lola Mesa, Daniel Sicart… 

responsabilidades compartidas

Hay situaciones que no puedo entender. Que Els nens salvatges consiguiera la Bizanaga de Oro en el festival de Malaga, además de las de plata correspondientes al mejor guión para Patricia Ferreira y Virginai Yagüe, actor protagonista para Àlex Monner, y actriz de reparto para Aina Clotet, y que después sólo obtuviera el premio almejor actor protagonista (otra vez Monner) en los premios Gaudí partiendo con 8 nominaciones, siendo prácticamente olvidada en las de los Goya, obteniendo sólo dos, para Monner, aquí como actor revelación, y Cati Solivellas en la misma categoría femenina, no logro entenderlo.

Patricia Ferreira consigue alcanzar con efectividad varios objetivos con Els nens salvatges. En primer lugar nos cuenta una historia completamente actual y contemporánea. Creíble, no sólo por lo que sucede, sino por la manera en la que lo cuenta. Se aprecia total ausencia de intención política en el uso particular que cada personaje hace del idioma que habla, español o catalán, en función de las personas con las que se relaciona, al contrario que esas otras falsas películas en las que o sólo se habla español, o sólo se habla catalán. 

Pero además el relato evoluciona a través de un fabuloso guión en el que el particular uso del tiempo mantiene el interés por lo que ha sucedido, por las causas que han llevado a los protagonistas a hacer lo que hacen y por saber quién ha sido realmente el causante de los hechos y en qué han consistido. 

Especialmente interesante me parece la manera en la que se desarrollan las dos líneas argumentales de la película, la personal y la general. Si por un lado está el relato de lo que les sucede a los tres jóvenes protagonistas, por otro se promueve un debate en torno a la educación y los límites que comparten padres y madres junto a los profesores en el proceso de formación del individuo. 

Reconocido queda Àlex Monner por los diferentes premios y nominaciones que ha obtenido, así como algunos otros miembros del reparto, pero quisiera levantar una lanza en favor de Marina Comas, que fuera la última niña en conseguir un Goya a la mejor actriz revelación, por Pa negre (2010, Agustí Villaronga), que confirma que no nos equivocamos en absoluto aquellos que apostamos por ella. Asimismo, señalar que Albert Baró, también cumple a la perfección su cometido en la película, mejro incluso que algunos de los actores adultos, como José Luis García Pérez,  un poco afectado como su padre. Ana Fernández está tan espectacular como siempre, aunque su personaje sea breve.

Si a esto sumamos una precisa coherencia estética en lo que respecta a dirección artística, el vestuario y la fotografía se refiere, sumado al imprescindible uso de una banda sonora rabiosamente urbana, tendremos una película tan emocionante como verdadera, tan realista como auténtica. Otra de las grandes ninguneadas en los premios de la Academia del Cine Español que ha preferido premiar a películas alejadas de la cultura española, olvidándose de historias como esta, que se ajusta perfectamente a un problema que afecta de lleno a toda nuestra comunidad.