martes, 13 de diciembre de 2011

The Thing


Título original: The Thing
Año: 2011
País: EE. UU. & Canadá

Dirección: Matthijs van Heijningen Jr.
Guión: Eric Heisserer, basado en el relato de John W. Campbell Jr.
Producción: Marc Abraham & Eric Newman
Fotografía: Michael Abramowicz
Música: Marco Beltrami
Montaje: Peter Boyle, Julian Clarke & Jono Griffith
Diseño de producción: Sean Haworth
Dirección artística: Patrick Banister
Decorados: Odetta Stoddard
Vestuario: Luis Sequeira
Reparto: Mary Elizabeth Winstead, Joel Edgerton, Ulrich Thomsen, Eric Christian Olsen, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Paul Braunstein, Trond Espen Seim, Kim Bubbs, Jorgen Langhelle, Jan Gurnar Rosie, Stig Henrik Hoff, Kristofer Hivju, Jo Adrian Haavind, Carsten Bjornlund, Ole Martin Aune Nilsen, Michael Brown… 

esa inevitable sensación de déjà vu

Resulta un tanto desconcertante que la precuela The Thing, se llame igualmente The Thing. Quizás esto no sea más que un síntoma de la poca imaginación de un equipo de cineastas a los que encargándoles un remake de la película dirigida por John Carpenter, decidieran hacer mejor una precuela, basada en la correcta idea de que hacer una nueva versión de la película de 1982 sería como pintar un bigote a la Mona Lisa, dado que ya era una obra perfecta. Entonces, ¿porqué no incluir en los títulos de crédito que el guión de Eric Heisserer está basado en los personajes que desarrollara Bill Lancaster a partir del relato de John W. Campbell Jr? Imagino que el motivo debe ser para evitar pagar derechos de autor al guionista estadounidense.

Por otro lado, si ya en su momento y aunque fuera una película espléndida, el guión de Bill Lancaster incorporaba ideas de una película de éxito reciente, como era Alien (1977, Ridley Scott), por qué volver sobre la misma película para dotar de fuerza al personaje de Mary Elizabeth Winstead? Me parece claro y obvio que si en su precedente no se incluyeran mujeres, era obligatoria hacerlo aquí, pero resulta algo lamentable que el señor Eric Heisserer incluya dos perfiles femeninos calcados de los que interpretaban Veronica Cartwright y Sigoourney Weaver en la película dirigida por Ridley Scott. Y que encima ambos personajes lleven caminos paralelos a los de Ripely y Dallas. La verdad es que no debe extrañarnos la falta de imaginación de este guionista, basta echar un vistazo a los filmes anteriores del guionista neoyorquino -el patético remake de Nightmare on Elm Street y Final Destination 5- para darnos cuenta de que, en realidad, no se le puede pedir más. Si acaso, deberíamos pedir a los productores estadounidenses que ¡no le vuelvan a contratar más!

También se hace evidente con The Thing -la de 2011- que para interpretar un personaje de la fuerza que tenía Ripley, no sólo hace falta que el guión indique que te haces cargo de la situación. Lo siento por sus admiradores pero Mary Elizabeth Winstead no es Sigourney Weaver y a la vista está que le hace falta el color y corte de pelo de Ramona Flowers para causar la misma fascinante impresión que su personaje en Scott Pilgrim vs. the World. No digo que su interpretación sea floja, tan sólo que le falta un pelín (grueso) de carisma y personalidad para convencer de que es realmente capaz de llevar la situación tal y como lo hace su personaje en The Thing.

Por lo demás, y aparte de la sensación de déjà vu, The Thing, la película dirigida por el debutante Matthijs van Heijningen -a favor de que las personas con nombres complicados utilicen un nombre artística-, viene a ser una película ligeramente entretenida, que aunque tiene demasiadas similitudes con la película dirigida por John Carpenter, no llega a ser excesivamente molesta. Si acaso algo aburrida porque las transformaciones del alienígena polimórfico, en ningún momento llegan a ser tan espectaculares como las de su precedente, además de que parecen todas demasiado similares entre sí.

Bueno, hay un pequeño detalle que sí me preocupa, aparte del detalle de que esta gente no le preocupe que se quemen y destruyan las instalaciones en las que habitan. Si de entrada me parece demasiado rebuscado que un grupo de noruegos se vayan a los Estados Unidos a buscar un paleontólogo que les ayude a sacar unos restos del hielo, más que nada porque fijo que en Noruega hay paleontólogos que habrán sacado algo del hielo, al fin y al cabo Noruega no está en el paralelo treinta y tres, me preocupa mucho más que no haya ningún noruego capturando las imágenes de todo lo que sucede en una cámara de vídeo. Bueno, sí hay uno, pero apenas se le da importancia, sobre todo si tenemos en cuenta que es el detalle que ayuda a los personajes de la película de 1982 a descubrir con más rapidez lo que les ha sucedido. Pero segundo, porque si mal no recuerdo, en aquellas grabaciones no aparecía ni estadounidense, ni mujer alguna.

Luego mi conclusión es que dado que a la expedición noruega se incorporaron tres estadounidenses, Carter (Joel Edgerton), Jameson (Adewale Akinnuoye-Agbaje) y Kate (Mary Elizabeth Winstead), que tenían intención de volver a su país, fijo que, si no el gobierno, la madre de alguno de los tres debe estar preguntándose por qué no vuelve su retoño a casa. Lo que me lleva a pensar que quizás pueda haber una tercera parte de que, como la primera y su precuela, igual se llama, también The Thing. Aunque la acogida de la película no creo que de para tanto.

Publicado originalmente en EXTRACINE