viernes, 12 de noviembre de 2010

Di Di Hollywood


Título original: Di Di Hollywood
Año: 2010
País: España

Dirección: Bigas Luna
Guión: Bigas Luna & Carmen Chaves Gastado
Producción: Beatriz Bodegas, Bigas Luna & Pedro Pastor
Fotografía: Albert Pascual
Montaje: Regino Hernández & Jaume Martí
Dirección artística: Rafa Jannone
Vestuario: Ana Herce
Reparto: Elsa Pataky, Ana de la Reguera, Peter Coyote, Paul Sculfor, Giovanna Zacarías, Flora Martínez, Peter Vives Newey, Luis Hacha, Entela Belishova, Ana Soriano, Michael Cooper…

de donde no hay no se puede sacar


Di Di Hollywood, la película de Bigas Luna sobre el ascenso al estrellato de una actriz española en el mercado estadounidense —-pretendidamente basada en la de Penélope Cruz—-, carece, no sólo del supuesto glamour que parecía querer insinuar en su tráiler, sino de todo sentido y coherencia alguna.

La relación de amor-odio que, personalmente, he mantenido con la carrera cinematográfica de Bigas Luna me ha llevado a apreciar por encima de toda su obra, la que está ligada al productor Pepón Coromina, desde Bilbao hasta Angustia. Pero con la pérdida de su primer productor, su filmografía deambula hacia una deliberada actitud de autoafirmación de un supuesto estilo personal basado en la obviedad y la vulgaridad que, salvo algunos filmes simpáticos, como Jamón, jamón, me aleja de su filmografía hasta que llega Yo soy la Juani, una historia obvia y vulgar que casa a la perfección con ese estilo tan directo e inmediato que parece ha seducido al cineasta catalán.

Pero Diana no es Juani —-ni, desde luego, Elsa Pataky es Verónica Echegui—-y, aunque en un principio la idea era continuar la historia donde la dejara Juani, en el momento en que Verónica Echegui rechaza repetir su personaje, Bigas Luna y su guionista, Carmen Chaves Gastado —-la que fuera guionista de la anterior—- debieran haber hecho algo más que esperdigar unos chascarrillos con la intención de relacionar el ascenso estelar de Di Di con Pe. No creo que nadie se tome en serio la crítica sobre el meteórico ascenso de Penélope Cruz en el cine de Hollywood, pareciendo más bien una parodia sobre los métodos empleados, precisamente, por la Pataky para alcanzar popularidad, que no una carrera como actriz, que todavía no tiene realmente.


"No quiero acabar en la peluquería"

La película está repleta de errores, comenzando por la razón que les lleva a escoger a Elsa Pataky que no ha sido por considerarla una gran actriz —-que no lo es—-, sino por ser la mujer que estadísticamente excita a la mayoría de los españoles —-porque guapa, la chica, sí es. Pero igual de aletoria que es la elección principal, lo son muchas de las decisiones que se toman en la película, como la de ir a Miami, que se entendería si fuera cubana, pero parece de Alicante; sobran las secuencias de sexo, no aportan nada, no tienen importancia en el desarrollo de la historia, la infelicidad del personaje parece también una decisión forzada, pues no se muestran los motivos de su depresión; descubrir que su pareja, impuesta para conseguir publicidad por su agente, sea gay, no tiene la mayor importancia, no entiendo la reacción del personaje; ¿y lo que tardan en “cargarse” a su amiga cuando estaba claro como iba a terminar desde el primer plano en el que aparece? Por no mencionar la pobreza de los diálogos.


Ese tío es un cabrón, Mary

Lo que parece no tener arreglo es la lamentable relación de Peter Coyote con el cine español, si ya su primera incursión, en la peor de las películas de Pedro Almodóvar, Kika, fuera nefasta, no sólo por la baja calidad de la película, sino por la horrible relación que mantuviera con el director manchego, no parece ser que Di Di Hollywood sea una mejor colaboración, por lo menos en la parte artística, dado que hasta el momento no ha trascendido nada sobre su relación con Bigas Luna.

No sólo es una cuestión de baja calidad artística, sino de una mala decisión a la hora de ubicar la historia de Diana Díaz en la actualidad, pues más bien corresponde a las aspiraciones de cualquier actriz de los años cuarenta o cincuenta, la época de la decadencia del cine clásico y el final del star system.

Publicado originalmente en EXTRACINE