domingo, 23 de junio de 2013

Oz, un mundo de fantasía


Título original: Oz the Great and Powerful
Año: 2013
País: EE.UU.

Dirección: Sam Raimi
Guión: Mitchell Kapner y David Lindsay-Abaire, basado en la novela de L. Frank Baum
Producción: Joe Roth  
Fotografía: Peter Deming
Música: Danny Elfman
Montaje: Bob Murawski 
Diseño de producción: Robert Stromberg
Dirección artística: John Lord Booth III, Todd Cheniawsky, Stefan Dechant, Andrew L. JOnes, Iain McFayden & Meghan C. Rogers
Decorados: Nancy Haigh
Vestuario: Gary Jones
Reparto: James Franco, Mila Kunis, Rachel Weisz, Michelle Williams, Zach Braff, Bill Cobbs, Joey King, Tony Cox, Stephen R. Hart, Abigail Spencer, Bruce Campbell, Ted Raimi, Tim Holmes, Toni Wynne, Rob Crites, William Dick, Gene Jones, John Lord Booth III, Suzanne Keilly, Shannon Murray, Ralph Lister, John Manfredi, Robert Stromberg, Channing Pierce, Brian Searle, Russell Bobbitt, Julie Gershenson, Danny Nelson, T.J. Jagodowski, John Paxton, Isabella Shears, Melissa Exelberth, Steve Forbes, Arnold Agee, Deborah Puette, Julius Kline III, Theresa Tilly, Betsy Baker, Ellen Sandweiss, Sasha Reynolds, Ja'Vonne Cousins, Victoria Lurz, Dashiell Raimi, Oliver Raimi, Brnadon Hamilton, Stevie Lee Richardson, Martin Klebba, Danielle Ragland, Bart McCarthy, Timothy Patrick Quill, Nicholas Lindsay-Abarie, Bill E- Rogers, Danny Hicks, Mia Serafino, Lanika Wise, Mikayla Bouchard, Nellie Ann Prestine-Lowery, Emma Raimi, Jayne Violassi, Jay Schwalm, Wendy Cutler, James Bird, Kenneth D. Ciszewski, Chester F. Guilmet, Robert Buck, Jim Moll… 

la ingenuidad se apodera de Oz

Al menos a un servidor le resultaba difícil hacerse una idea de lo que podía esperar de una película como Oz the Great and Powerful. Dirigida por un cineasta de culto como Sam Raimi, por mucho que no fuera su primera incursión en el cine comercial después de Spider-Man y sus secuelas, y avalada por un interesante reparto que incluía a actrices como Mila Kunis, Michelle Williams y Rachel Weisz, finalmente lo que más ha pesado en este producto no ha sido otra cosa que la productora que estaba detrás: Walt Disney.

De entrada decir que se trata de una película dirigida al público infantil y familiar. En ese sentido no hay ningún tipo de engaño porque en ningún momento pretende convertirse en otra cosa que lo que es. Un producto que trata de aprovechar la vistosidad de éxitos recientes, como Alice in Wonderland, transmitiendo la ternura que despierta un clásico imperecedero como The Wizard of Oz. Porque los personajes estarán sacados de la misma novela de L. Frank Baum, pero la película está diseñada para rendir tributo a The Wizard of Oz, la versión dirigida pro Victor Fleming y protagonizada por Judy Garland. Aquella en la que todos pensamos cuando mencionamos al mago de Oz.

Crítica completa en EXTRACINE