domingo, 21 de abril de 2013

Brigada de élite


Título original: Gangster Squad
Año: 2013
País: EE.UU.

Dirección: Ruben Fleischer
Guión: Will Beall, basado en una novela de Paul Lieberman
Producción: Dan Lin, Kevin McCormick & Michael Tadross  
Fotografía: Dion Beebe
Música: Steve Jablonsky
Montaje: Alan Baumgarten & James Herbert
Diseño de producción: Maher Ahmad  
Dirección artística: Mark Hunstable, Timothy David O'Brien & Dean Wolcott
Decorados: Gene Serdena
Vestuario: Mary Zophres
Reparto: Sean Penn, Holt McCallany, Wade Williams, James Landry Hébert, Ambyr Childrers, Josh Brolin, Mick Betancourt, Mac Brandt, Brandon Molale, Michael Papajohn, Jeff Wolfe, Anthony Molinari, Austin Highsmith, Ryan Gosling, Neil Koppel, Jack McGee, Mireille Enos, Evan Jones, James Carpinello, Troy Garity, Austin Abrams, Lucy Davenport, Sullivan Stapleton, John Aylward, Dennis Cockrum, Jack Conley, Emma Stone, Riel paley, Michael C. Mahon, David Fleischer, Nick Nolte, Josh Pence, Anthony Mackie, De'aundre Bonds, Robert Patrick, Michael Peña, Giovanni Ribisi, Maxwell Perry Cotton, Haley Strode, Scott Beehner, Matt Knudsen, Lucas Fleischer, Jon Polito, Lance Fleischer, Michael Bacall, Dale Gibson, Rick Marcus, Mickey Giacomazzi, Cazimir Milostan, Don Harvey, Anthony De Longis, Michael owen, Tom Hallick, Esther Scott, Jonny Coyne, Christopher Doyle, Max Daniels, Danny Wynands, Derek Mears, Yvette Tucker, Derek Graf, Anne Leighton… 

zombies malotes o intocables violentos

Las expectativas creadas por Gangster Squad eran altas. Primero por el flamante grupo de actores que la protagoniza, que encabezan Sean Penn, Josh Broslin, Ryan Gosling y Emma Stone. Después porque, aunque 30 Minutes or Less pasó sin pena ni gloria, estamos hablando de una película dirigida por Rubern Fleischer, que fuera incomprensiblemente alabado con Zombieland. Y por último por el sospechoso retraso de su estreno, como consecuenica del tiroteo en el cine de Aurora, cuyo montaje ha sufrido una rebaja en sus dosis de violencia. Y ahora lo entiendo todo, aunque en el fondo nada tiene sentido.

Partiendo del hecho de que el guión está más bien basado en una serie de artículos periodísticos que en una novela en la que haya un desarrollo de acciones y personajes, en su primer guión cinematográfico Will Beall opta por dilapidar el guión que David Mamet escribiera para Brian De Palma en The Intouchables. Lo que me parece muy bien, ya que vas a copiar hazlo de alguien que tenga prestigio, pero no desaproveches aquello que validaba su propuesta. Efectivametne, Sean Penn repite el papel que hacía Robert de Niro y Josh Brolin el de Kevin Costner. Ryan Gosling hace una versión rejuvenecida de Sean Connery, Giovanni Ribisi es el alter ego del personaje de Charles Martin Smith y, obviamente, Michael Peña equivale a Andy Garcia. Completado el reparto de Los intocables de Elliot Ness, añadimos un negro y un vaquero y ¿ya cumplimos con los requisitos para que no nos acusen de plagio?

Como decía, puestos a copiar, aprovecha también los valores añadidos del modelo que sigues. Ya cuando Brian De Palma dirigiera su película habíamos visto muchas películas de gángsteres, por lo que hacia falta alguna aportación. La de David Mamet consistía en aportar una dimensión humana al personaje de Elliot Ness, capaz de perseguir a alguien tan despiadado como Al Capone, pero que también era un hombre de familia con las preocupaciones de cualquier persona de a pie. En manos de Will Beall, Connie O'Mara (Mireille Enos), la esposa de John O'Mara (Josh Grolin), se convierte en una mujer egoísta que no parece haberse dado cuenta que se casó con un policía y a la que no le importa ni que su marido se realice profesionalmente ni lo que pase más allá de su jardín. El otro personaje femenino de la película, cuyo alter ego tendríamos que buscarlo en muchos otros títulos con femme fatale, pero que es igualmente reconocible, es retratada aquí como una zorra absurda, que ni tiene escrúpulos ni sentimientos y ni lo hace por dinero ni por estatus ni por nada, sino porque lo dice el guión.

La única integrante de género femenino retratada en forma positiva en Gangster Squad es la violencia (extraordinariamente gratuita). La diferencia con la película de De Palma es que mientras este utilizaba la estética al servicio de la secuencia, Fleischer la usa a favor de la violencia. Realzada con multitud de ralentís acompañados de música emotiva y secuencias de acción espectaculares, pero que en ningún momento nos hacen creer que estamos en los años cuarenta y que, por exceso, ni siquiera impresiona después de la tercera muerte violenta. Si visualmente la película resulta más antigua que clásica, temáticamente resulta una propuesta altamente peligrosa que defiende que te tomes la justicia por tu mano y pareciera al servicio de la Asociación Nacional del Rifle. El fin justifica los medios para Ruben Fleischer y Charlton Heston estaría bien orgulloso de él. Y no creo que haga falta explicar por qué decidieron posponer su estreno. Está claro que saben lo que han hecho. Es cierto que en el relato llega a plantearse que no hay diferencia entre las técnicas de esta Brigada de élite y las de la banda de Mickey Cohen, pero el resultado final le legitima, dado que para ellos todos los ríos de sangre son justos y necesarios. Allá cada cual con sus pensamientos éticos.

También podremos encontrar guiños al Goodfellas de Scorsese, al Godfather de Coppola, o incluso al Miller's Crossing de los Coen. Pero la baja credibilidad de la puesta en escena diluye cualquier tipo de acierto. Siendo todo el relato excesivamente previsible, sólo podremos agarrarnos a aspectos artísticos como ambientación, vestuario, montaje y fotografía para disfrutar de la película. Así como todos los integrantes del reparto, que siguen resultando interesantes. Pero el conjunto no consigue otra cosa que hacerte pasar un rato medianamente entretenido, siempre lejos de toda la ética y moral que se supone debieran tener los integrantes de esta salvaje Brigada de élite y en una película que resulta ser más antigua que clásica.

Publicado originalmente en EXTRACINE