domingo, 8 de diciembre de 2013

Una familia de Tokio


Título original: Tôkyô kazoku
Año: 2013
País: Japón

Dirección: Yôji Yamada
Guión: Yôji Yamada & Emiko Hiramatsu, basado en un guión de Yasujirô Ozu & Kôgo Noda
Producción: Kazutaka Akimoto, Hiroshi Fukazawa & Takashi Yajima  
Música: Joe Hisaishi
Montaje: Iwao Ishii 
Dirección artística: Mitsuo Dehawa
Decorados: Yukio Yuzawa
Vestuario: Kazuo Matsuda
Reparto: Isao Hasizume, Kazuko Yoshiyuki, Masahiko Nishimura, Yui Natsukawa, Tomoko Nakajima, Shozo Nayashiya, Satoshi Tsumabuki, Yû Aoi, Nenji Kobayashi, Jun Fubuki, Ryûichirô Shibata, Ayumu Maruyama, Chika Arakawa, Mai Nishida, Taiki Matsuno, Sôtarô Tanaka, Maki Isonishi, Kôen Kondô, Mitsuru Kato, Masayasu Kitayama, Mie Suzuki, Kozue Maki, Shinji Kodama, Yasuko Yamabuki, Yukimasa Natori, Tanomu Matsumoto, Kazuko Kudô, Aya Yokomori, Toshiya Tajima, Bon Ishikawa, Masashi Yamashita, Takayuki Ishino, Saeko Ozaki, Kyôsuke Hirono, Kaeko Göma, Yûko Hara, Masataka Kinoshita, Ken Hirano, shunichi Obinata, Natsumi Hatayama, Yûko Kurihara… 

igual que una familia de valladolid

Muchos somos los que nos rasgamos las vestiduras cuando surge algún cineasta que pretende hacer un remake de una obra que causó sensación en tiempos pretéritos. La mayoría de las veces estos productos se justifican con la excusa de que la ausencia de censura actual permite profundizar en algunos temas antes prohibidos o que los efectos especiales permiten llegar hasta donde antaño no se podía. Pero ¿qué pasa cuando te enfrentas ante una nueva versión de Cuentos de Tokio (Tôkyô monogatari, 1953) de Yasujirô Ozu? Que la intención de Yôji Yamada con Una familia de Tokio (Tôkyô kazoku, 2013), no parece ser tanto la de volver a contar la misma historia, como la  de demostrar que sesenta años después sigue siendo exactamente igual de emotiva...

Puedes lees la crítica completa en 400Films